Posts etiquetados ‘amor imposible’

Generalidad

 

Este momento de enamoramiento de la persona llamada “amiga” no puede caracterizarse con otras palabras que no sean “ilusión agónica”. Es una sensación que nos duele en lo más profundo de nuestros pobres corazoncitos, pero que también de alguna forma sadomasoquista nos gusta y disfrutamos. Somos felices porque nos duele, así de incoherente es el amor!!! No es menos cierto que aquellas amigas de las que nos enamoramos nunca fueron realmente nuestras amigas, siempre nos gustaron, pero para que ellas no se asusten y salgan corriendo, les ofrecemos esa falsa amistad para poder estar cerca de ella y nos terminamos creyendo el cuento; esto es  una investigación cuasi científica:

 

Reglas Especiales

No hay Mucho que agregar a las verdades que se vislumbran en el escrito seleccionado, influenciado por una corriente conceptualista y dogmática, puesto que a partir de definiciones , en las que creía ciegamente,  coordinaba mis acciones y sentimientos, esto último es lo que yo creía, pero la verdad que es más fácil llegar a la luna de un salto que manejar los sentimientos y sensaciones cual calefactor, que podemos controlar la intensidad a nuestro antojo. Pero es cierto que definir a cada persona que entra en nuestra vida llevaría a una confusión tal que destruiría el mundo que conocemos, es decir ¿debo ser más afectivo con mi “mejor amigo” que con un “compañero” o debo dejarme llevar por las sensaciones que atraviesan mi cuerpo y responder, como acto reflejo, con cariño en cada situación que lo amerite? Quizás sea una coyuntura inexistente, pues no podemos elegir ninguno de los dos postulados, más bien se complementan estas actitudes, pero hay que atender a cada amigo en especial, y la verdad debemos considerar que no todas las personas responden igual a los gestos de cariño, hay algunos que se muestran fríos y cerrados ante un abrazo, otros corresponden con una sonrisa y miradas dulces, otros como yo, nos enamoramos. Verdad dolorosa, pero no por eso menos cierta. De allí la necesidad de controlar las sensaciones y los sentimientos confusos, e intentar darle a la vida un equilibrio aparente, empresa peligrosa que como siempre ocurre con estas heroicas acciones, nunca funcionó. Y así me pasó, y me seguirá pasando por siempre, me enamoro en el primer abrazo. Un gesto lleva a la sonrisa, esa sonrisa hechicera me transporta a las insoportables ganas de hacerla reír y por último poder abrazarla, protegerla, quererla, amarla; y casi de inmediato esa sonrisa dulce se convierte en los labios mas sensuales que haya visto, y de pronto está el estúpido escribiendo una carta, para la pobre chica que solo acepto un abrazo cálido, confesando un amor agónico e imposible dado las terribles circunstancias que los rodean, pero esa excusa es conocida, es mejor decir que “es imposible” a confesar que ese “amor” “no existe”, la inseguridad en uno mismo no es más que la seguridad de que nos rechazarán, no porque seamos feos, gordos, o borrachos, sino porque incluso nosotros sabemos que no la amamos, pero es linda, y siempre nos van a gustar las chicas lindas. Es lo que yo llamo “enamoramiento” como contraposición de “amor” o más bien un estadio anterior al “amor”. Y aunque hace mucho que razono esto, no me puedo contener, y siempre me acerco a las chicas que me gustan, casi forzando el destino, cuidando cada palabra, cada gesto, para caerle bien. No son sólo estos conceptos los que coseché en mi investigación. 

Sería útil transcribir las máximas, que con un grupo de amigotes, hemos leído, construido y constatado en la práctica:

 

  • La ley de Murphy: Este postulado es el más sencillo, porque también es el que más fuertemente se refleja en la realidad, “lo que puede salir mal, va a salir mal indefectiblemente”. A todos nos pasa, nos pasó y nos seguirá pasando (aunque “ojala nunca les pase boló”). Para nuestra charla hemos optado por la teoría que más se acerca a la realidad, resolviendo el conflicto literario dado por las “Teorías Conspirativas”, cuyos mayores representantes son Alejandro Dolina, por los hombres sensibles, y Paulo Cohelo, por los que tienen suerte. El primer autor entiende que existe una conspiración entre la mujeres hermosas, las que nos gustan a nosotros, con los refutadotes de leyendas, para nunca dejarnos ser felices y confundirnos en el camino hacia el amor; mientras que el segundo aduce en su libro “El Alquimista” que la verdadera conspiración es aquella que construye el universo, cuando deseamos algo con todo nuestro corazón, para que las cosas siempre salgan bien. Esta última teoría es falsa de aquí a la China (popular y comunista) pues más de una vez he deseado un beso de ella y nunca lo tuve, ni hablar de las veces que desee ganar la lotería, pero bien dice Dolina que para ganar la lotería, primero hay que jugar y que para poder tener un beso, hay que aprender a robarlo, nunca basta con desear las cosas. No es tan descabellado asociar la teoría de Dolina con el existencialismo Sartreano, aunque este último escape a este simple análisis.

 

·        El amor verdadero es el que nunca se concreta: Como pasa en la realidad, también lo reflejan los libros, no hay amores que despierten tanta pasión y desesperación como lo que no se pueden concretar. Claro, los tecnicistas me dirán que al no concretarse nunca hubo amor, quizás tengan razón, pero primero deben hacerse esta pregunta ¿Puede decirse que lo que Romeo y Julieta sentían no se llamaba amor?  Y la verdad es que en lo personal, creo haber amado con más locura y pasión a esa mujer que aún hoy me desvela, que a todas mis ex novias juntas.

 

 

·        Nunca te enamores de una mujer hermosa: No presenta mayores complicaciones el presente principio, pues desde el comienzo debemos dudar y sospechar de ese amor, porque es lógico el amor a una rubia cara de ángel y ojos celestes o a una morocha de boca sensual y ojos verdes (Gato!!!), pero es mas cierto que el amor no entiende de lógica, y más verdadero es aquel que no entendemos pero igual lo sentimos. Lo realmente lógico es que las mujeres hermosas siempre se van con los que “tienen suerte” y a nosotros, “los hombres sensibles”, sólo nos usan, se divierten un rato y nos abandonan con frases como “no sé, hace lo que quieras, yo me voy”,”Lo siento, ya no te quiero”, “Te dejé de extrañar”, “Necesito un tiempo”, “No sos vos, soy yo”, “Lo dejo a tu criterio (Chan!)”…   

 

·        El amor no se amerita:  Es una idea sencilla que no siempre tenemos presente, sabemos por demás que cualquier cosa que hagamos para impresionarlas no sirve de nada si ellas no se interesan por nosotros primero, o sea, que se va a fijar ella si yo soy un volante por derecha con llegada y buena pegada de larga y media distancia, si cuando jugamos al fulbo esta mirando al arquero del otro equipo que encima es malísimo! Lo de hacerse el “buena onda” y contar historias de cuando viajamos en moto por Latinoamérica quizás puede ayudar a superar los silencios, pero tampoco nos asegurará el amor de una hippie fanática del “che”. La verdad es que el amor sucede mágicamente, mal que nos pese, y es tan ilógico como hermoso.

 

  • El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones: Esta idea está relacionada con la de la teoría de Dolina, lo cierto es que no alcanza con desear y tener buenas intenciones, es más, esta clase de inacción por nuestra parte lleva toda esperanza a un letargo tal que arruina toda ilusión de llegar a buen puerto. Pero también se relaciona más con la terca idea de los amigos, quienes creen que si ellos nos ayudan seguramente nos va ir bien, y la verdad es que terminan arruinando todo o simplemente enamorándose de la mina que nos gusta, esa chica que ellos iban a convencer de que nos diera una oportunidad; y por supuesto, la chica siempre le da bola a nuestros amigos (a todos!) antes que a nosotros.

 

·        Otras consideraciones: Cuando te piden un tiempo, es para tener ventaja porque lo realmente quieren es salir corriendo de nuestras vidas. Nunca trates de entenderlas, es más fácil encontrar la cura para el cáncer, solo trata de amarlas, como puedas!!! No te sientas mal, ellas sufren igual que nosotros.

 

Espero que estas cuestiones ayuden a otras personas mas de lo que me ayudaron a mi, pues los conceptos y las definiciones no conducen a otro camino que no sea el de la desilusión. ¿Para que determinar cosas o personas si nunca son lo que parecen?

Anuncios